20080705

Por qué Kast ya manda en la UDI



La caída de Gonzalo Cornejo esta semana le vino como anillo al dedo al candidato valórico de la UDI. En dos días, consiguió que los negociados de Recoleta se transformaran en tema de campaña al interior del partido e impuso su criterio dereevaluar al Alcalde como candidato. El nuevo poder UDI se estrena desmantelando las máquinas que consiguieron instalar a la derecha en comunas populares. Después de lo que pasó esta semana, nadie puede decir que Kast no pesará en la derecha.

Por J.R. y P.V. • foto: Claudio muñoz



Sin ganar la elección, José Antonio Kast esta semana ya dio muestra de su nuevo poder dentro de la UDI. El lunes, enfrentado otra vez a la pelea en torno a la probidad del alcalde Gonzalo Cornejo, Kast pujó porque el nombre del edil saliera de la plantilla del partido en la próxima elección y forzó a la directiva de la UDI a mandarlo al Tribunal Supremo.

Recoleta es el único punto de tope que ha salido a la luz en la tensa campaña UDI. Y por eso es que Juan Antonio Coloma -el candidato del “oficialismo” - trató de actuar con cautela. Antes de condenar las irregularidades sancionadas por la Contraloría en Recoleta, llamó a dirigentes y a alcaldes para consultarles su opinión. El senador no olvida que los ediles se han cuadrado con Cornejo, y que no puede abandonarlo sin arriesgarse a perder los votos que ellos le darán este sábado. Pero, al mismo tiempo, en su entorno saben que el discurso de limpieza de Kast ha calado hondo en el partido. Tanto, que la senadora Evelyn Matthei realizó una visita a Recoleta para “formarse una convicción moral, ética y legal” de lo que allí pasaba. El que Matthei hiciera sus gestiones mandatada por la directiva y que incluyera esas palabras, reflejan lo importante que es hoy en la UDI el combate a las irregularidades, que no es otro que el discurso de Kast.

-Kast le pegó una arrinconada a Coloma y lo obligó a reaccionar. Es difícil que Cornejo se mantenga como candidato si van a evaluar conductas éticas -reconoce un alto UDI, que da por seguro que el poder de Kast irá creciendo desde ahora.

Hasta el cierre de esta edición, en el muy empoderado entorno de Kast se seguía discutiendo qué hacer con Cornejo. Algunos querían resolverlo ya:

-Hay que llevar otro candidato por Recoleta. Cornejo tiene que defenderse lejos de la UDI, porque eso es lo mejor que le puede pasar al partido –comentaba un cercano a Kast.

Una discusión parecida enfrentaban los colomistas, pero buscando salir del atolladero. Y aunque Coloma parece haber sorteado bien la primera ola del peor escenario que podía tener su candidatura -que la campaña se vuelva frontal-, le preocupan las diferencias que surgen con su contendor. Hasta ahora el senador había conseguido sacarle el bulto a cualquier discusión sobre la corrupción de la UDI. En el extraño “debate” por Internet que los dos candidatos protagonizaron el domingo, él pidió que no se tocara el tema, pese a que el informe de la Contraloría saldría al día siguiente. La estrategia le duró apenas 24 horas, porque el lunes Kast ya le mostraba los dientes y lo mordía.

JUSTO Y NECESARIO

En el entorno de Kast, celebran la decisión de enviar a Cornejo al TS porque “era justo y necesario”. El júbilo que existe entre los seguidores del rubio diputado se explica, en parte, porque con eso la directiva de Larraín dio la razón a todo lo que desde un principio ha sostenido Kast sobre los alcaldes cuestionados. También, porque saben que en esta pasada el gran perjudicado -además de Cornejo- es el propio Coloma, que quedó tan mal posicionado que incluso las bases reconocen en Kast al líder que está contra la corrupción, venga de donde venga.

Los colomistas, en cambio, ven con malos ojos que Cornejo se haya transformado en tema de campaña y le achacan al diputado poca prudencia.

-A Kast le sale gratis decir todo lo que ha tirado a la prensa, porque sabe que va a perder. Pero es muy difícil para el presidente de un partido tomar decisiones sobre un alcalde que ni siquiera ha sido juzgado por los tribunales. Kast se ha transformado en fiscal y está acusando a los alcaldes por un informe de Contraloría. Esto se inscribe en la teoría estúpida del desalojo. Y ataca y ataca –reclama un dirigente colomista.

Otros colomistas son más duros todavía:

-Kast puso a la directiva en esta situación. Es un irresponsable que se dio un gustito. Esto es para ganar votos y, como para él todos son unos frescos, a Larraín no le quedó otra que bajar las revoluciones. Coloma estaba obligado a decir la tuya y dos más y eso no es justo para el otro gil (Cornejo). En la UDI hay muchos interesados en ver sangre corriendo al río.

Mientras, otros en el partido siguen culpando a Hernán Larraín de todo. Mandar la pelota al TS es una muestra más de la falta de liderazgo que dicen ha marcado la crisis, iniciada por las peleas entre el yerno de Joaquín Lavín, Isaac Givovich, y la alcaldesa de Huechuraba, la cuestionada ex UDI Carolina Plaza. Por eso, critican, la elección hoy amenaza con “cornejizarse”.

Esta última crítica no es menor. En el partido algunos están concientes que el foco de la polémica es acaso la mejor de las máquinas electorales con que cuenta la UDI, que le ha permitido imponerse en comunas populares. Y que esa máquina esté siendo desmantelada por un candidato que dice que no le importa que el partido pierda elecciones mientras se mantenga “puro”, lo leen como una tremenda señal del futuro que le aguarda a la UDI con un Kast instalado por votos propios en una futura directiva.

LOS NÚMEROS

Todo esto, cuando restan apenas dos días para la primera elección que tiene la UDI en su historia y los frenéticos llamados a los menos de 900 electores que decidirán el destino del partido más votado de Chile, se han transformado en una trinchera del combate. Una pelea en que, dicen, Coloma, la está viendo peluda.

-No sé cómo van los números, pero si Coloma y Longueira están haciendo campaña es porque no la tienen tan fácil. Además, Coloma es una máquina para el llamado telefónico. Cuando nosotros llamamos a alguien, Coloma ya lo ha hecho hace rato -cuenta un operador de Kast.

La cosa en la UDI está densa. Al punto que, confidencian dirigentes, en el bando de Coloma ha circulado una lista elaborada por Jorge Manzano y-el experto electoral del partido que hace unas semanas se opuso a la inscripción automática porque los jóvenes no votan por la derecha -con nombres de quienes eventualmente podrían votar por tal o cuál lista en la elección, que será secreta.

Los pronósticos que manejan ambos bandos no difieren mucho. Coloma tiene la primera opción para quedarse con la victoria. Pero en su comando reconocen que el triunfo no será tan holgado como se pensó al comienzo. Mientras, los partidarios de Kast están tranquilos porque, dicen, aunque no consigan la presidencia ya ganaron bastante en esta pasada. Una de las cosas que resaltan -aparte de lo que ha ocurrido con Cornejo- es el más que simbólico portazo que dio el diputado a la propuesta de Jovino Novoa de integrarse a la lista de Coloma y evitar las elecciones.

-Cuando Kast golpeó la mesa y le dijo NO a Novoa, le dijo a Los Coroneles que en adelante hay que hacer otras cosas. Coloma pertenece a un grupo achanchado en el partido, que sacó la tarea adelante, pero que no le ha dedicado ni cinco minutos a un joven para explicarle el proyecto de la UDI. Kast, en cambio, es el único dispuesto a ir un sábado a la U de Concepción a hacer clases sobre gremialismo -dice uno de los operadores del rubio de Buín.

UN NUEVO PODER

A partir del sábado, un nuevo grupo de poder se instalará en la UDI. Es el que se ha construido en torno a Kast en estos diez años y que aglutina a los tres principales grupos que proveen de jóvenes militantes a la UDI. A simple vista parecen lo mismo, pero un observador atento del udismo puede notar los matices: a) Los Suecos, formados en la sede del partido (en calle Suecia) por Darío Paya, que suele mandarlos a seminarios a Estados Unidos; b) Los Gremialistas, que se nutren de las enseñanzas del historiador ultraconservador Gonzalo Rojas, que tiene cursos que pueden durar hasta cinco años donde enseña cómo seguir la senda de Jaime Guzmán y c) los miembros de los grupos autodenominados “Pro-Vida”, que siguen a Kast casi automáticamente.

Ninguna de las fronteras entre los grupos es rígida, porque muchos de los formados por Paya pasan también por las manos de Rojas. También todos se juntan en el seminario de jóvenes “Jaime Guzmán”, que durante los veranos organiza el partido y que sirve como charla de formación para sus más de 500 asistentes.

-Fui a Estados Unidos a un seminario de Leader Ship de Darío Paya, donde cada año mandan a dos personas. Allí te enseñan marketing y sobre las nuevas tecnologías para hacer campaña. La mayoría de los que nos formamos con Paya también pasamos por Gonzalo Rojas, que tiene como 30 grupos en todo Chile y que cada año saca más de 600 jóvenes formados por él –cuenta un joven militante.

Políticamente, difieren poco de Los Coroneles. Donde sí hay diferencias es en lo valórico y en sentirse parte de una misión, que hoy les dice que prefieren una UDI más chica pero pura. Y quien bien sabrá qué significa eso en el futuro se llama Gonzalo Cornejo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Les falló la bola de cristal parece xD

Aguante The Clinic

Mickael dijo...

JUAN ANTONIO COLOMA


ya Kats, pone a ese weon...
como se llamaba...
este loquito humm
a ese, al cornejo, dile que se ponga como escuo´h humano, puta dile que es pa´h el partio´, que no sea maricon y hallude a la imagen de partio. mira que a esta alturas ya la hemos harto cagao´ con la pildora.