20080502

ENCUESTA TOP *Especial Gordo


Lo peor que le pueden decir a una mujer es...

¿GUATONA O MARACA?

Los kilos no son sólo un asunto físico, sino mental. Es por eso que una de las mayores ofensas que se le puede hacer a una mujer es decirle que está gorda, y peor si el comentario viene de un panzón. “Guatona” es un insulto que desarma, que pica, una ofensa con maldad escolar que deja días con el ánimo en el suelo. Al que diga lo contrario, o no lo pensó bien o simula que cuando ya no le cierra el pantalón, no le importa ¿Qué piensa usted?



Renata Bravo:
“¿Quieres saber la verdad o lo políticamente correcto, jaja? A mí me dolería más que me dijeran guatona. Porque, por ejemplo, si terminas mal con alguien y él me dice “maraca”, es porque quedó picado. Y yo le puedo decir: “¡Sí. ¿Y qué tanta weá?!” Pero si me dice guatona, es porque, ¡weón!, no está ni ahí conmigo, jaa. Si te dicen guatona, te liquidan, po, no tienes nada que contestar. ¡Cagaste!

Patricia Larraín:
“Prefiero que me digan guatona, porque la palabra maraca es muy fea”.

María Laura Donoso,ex miss Reef:

“Si estuviera muy, muy gorda, prefiero que me digan gorda antes de maraca. Guatona te puede doler, pero la otra te hiere”

Soledad Pérez, actriz:
“Lo peor es que te griten guatona, porque es una descalificación muy tremenda. En cambio, el maraca es una suposición acerca de tu comportamiento. Y la persona que es maraca y lo quiere pasar bien como maraca, bienvenida sea. A la guatona, en tanto, le están reprochando una fisonomía que tiene. Alguna vez en mi vida me han llamado maraca y me ha causado gracia, porque ha sido de un picado o un despechado o una niñita resentida. Me cago de la risa y no me afecta en absoluto. Que te llamen guatona es un bajón y hay mucha gente que se acompleja. Ser maraca es divertido”.

Lorene Prieto, actriz:
“Por supuesto que lo peor es maraca. Maraca tiene que ver con un aprovechamiento del sexo, usarlo para conseguir otras cosas materiales. Por suerte, nunca me han gritado ni guatona ni maraca. Nunca he tenido dramas con los kilos, siempre la ropa me ha quedado bien, por lo que si alguien me dice guatona, no pesco”.


Denisse, vocalista de Agua Turbia:
“Depende de la edad. Si te dicen maraca a los 20 años, es más doloroso. Pero si tenís 50 años, es más duro que te digan guatona que maraca. O sea, el día que a mi marido se le ocurra decirme gorda, lo saco cagando de la casa. Justamente, me estás preguntando, hoy que estoy haciendo la dieta de la ¡luuunaaa! Hoy tomo solamente agua. Cuando pasas la barrera de los 40 años, obligadamente, no sólo debes hacer dieta sino tienes que trabajar para que no se te caiga todo. Que yo recuerde, el peso nunca me ha desmoralizado. Cuando no me entra mi ropa favorita, me deprimo durante cinco minutos, no más que eso. Y me pongo a hacer dieta. Creo que la única vez que he estado desmoralizada, es cuando discontinuaron el modelo de sostén que me servía. Era un modelo estupendo, porque yo soy muy tetona y uso los más grandes. Estuve un tiempo sin colocarme un sostén y eso me deprimió”.

Patricia López, actriz:
“Es mucho peor que te digan maraca. Es demasiado ordinario y muy violento también. Nunca me han llamado guatona, pero sí maraca. Hace poco estaba en el auto y se me acercó un indigente para que le convidara lo que yo estaba comiendo. Le dije que no y ahí fue cuando me gritó maraca culiá. No quise responderle, pero me violenta mucho la ordinariez del pueblo”.

Teresita Reyes, actriz:
“Lo peor es que le griten guatona. ¡Es lo peor! Por último, “maraca a mucha honra”. El hoyo es mío. Pero guatona es lo más peyorativo. A mí me han gritado no una, sino millones de veces guatona, sobre todo cuando estaba en el colegio. Cuando me hice conocida, sólo me gritaban cosas bonitas, por eso llegué a pesar lo que llegue a pesar. Si me hubieran tratado de guatona, me pongo a hacer dieta de una. Es atroz que te traten de guatona, porque la mujer lucha con su apariencia. Por último, maraca le dicen a todo el mundo, sea o no sea. Cuando el hombre se pica, dice ‘ésta es una maraca’ y la mina puede ser Santa Teresa de Calcuta. Duele mucho cuando te dicen gorda, porque sabes que no puedes revertir las cosas. Prefería que me gritaran maraca, me sentiría mucho más sexy”.

Catalina Telias, cantante:
“Maraca, todo el rato. Puta, porque lo de guatona se puede quitar. Pero si estai tildá de maraca, estai cagá. Es tu reputación la que está en juego. Ser gorda tiene que ver con un aspecto físico, que no le debiera importar a ni un weón. Es bastante más grave ser maraca. A mí me han gritado miles de veces guatona. Imagínate 40 años de guatona por la vida, tenís que acostumbrarte a que te digan guatona de mierda, chancha y cerda. No niego que sea terrible que te griten eso, pero uno con el tiempo aprende a llevar este tipo de cosas. Al final, terminaba enfrentándome con los que me gritaban cosas así. “Qué te importa que sea guatona, acaso te como tu comida tal por cual y ocupo tu metro cuadrado”, les decía. Pero nunca nadie me ha gritado guatona maraca. Eso sería lo peor”.

Katty Kowaleczko, actriz:
“Es peor, absolutamente, que te llamen guatona. Porque es peyorativo, te afecta mucho más y no lo puedes normalmente remediar. En cambio, si eres maraca es por opción y no tenís que pescar. Por suerte, no me han llamado ninguna de las dos cosas”.

Coca Guazzini, actriz:
“Preferiría que me trataran de maraca, fíjate. Porque no soporto a las gordas. Si me dicen maraca, estarían teniendo una imagen de mí que nunca podrían comprobar si es cierta. Y, en caso de tratarme de gorda, estaría verdaderamente gorda y no lo podría ocultar¨.

Carolina Jorquera, modelo:
“Cualquiera de las dos es atroz. Por supuesto, preferiría que me dijeran gorda. Es fuertísimo que te digan maraca. Aparte que no tengo atados con la gordura, soy flaca y si alguien dice que no lo estoy, no le hago caso, chao y que siga la vida”.

Sofía Oportot, actriz y música:
¨Maaaaraaaca es lo peor. Porque igual eso que te digan gorda, hace que una se preocupe de su físico y autoestima. Y eso de maraca, por lo general, aquí en Chile por cualquier cosa te tildan así. De hecho por las mismas cosas, a un hombre le dicen que es súper macho. Si te dicen maraca, uno lo debiera tener bastante asumido y no calentarse porque te lo digan¨.

Antonella Ríos, actriz:
¨Prefiero que me digan gorda, absolutamente. Igual uno se siente pésimo cuando te dicen que estai gorda, pero está la opción de adelgazar. Lo de Maraca no se pasa. Millones de veces prefiero ser gorda¨.

10 comentarios:

Francisca dijo...

Guatona, lo peor. Cuando le dices a una yegua que es cínica y lo es, le importa una raja que se lo digas. Lo mismo es con una maraca, la loca lo pasa bien. En cambio, cuando querí atacar con violencia vas a lo físico aquemarropa! porque sabes que es irremediable
Maraca lo dice un tipo despechado, una mina envidiosa. Guatona es denigrante te roba toda posibilidad de ser bonita y ahí quedai como mujer.
Prefiero maraca mil veces, por último como dijo Teresita Reyes, "es mío".

Anónimo dijo...

Sólo una guatona de corazón, sabe lo doloroso que es que te lo digan con rabia o simplemente con maldad. Maraca en verdad da lo mismo... como han dicho, eso te lo van a decir los o las pobres hueones (as) picaos (as)... pero hasta tu vieja te puede decir guatona, y el hecho es que inevitable e indiscutiblemente te vai a pegar el cacho de que estai feucha.

Daniela M.R. dijo...

No creo que maraca sea lo peor... Si lo eres y te gusta, bien por tí; si no lo eres tú sabes en qué andas y comentarios así dan igual.
Supongo que las que dicen que "guatona" no es tan ofensivo es porque son delgaditas y no han tenido la desgracia de que te jodan el día diciéndote así.

Anónimo dijo...

GUATONA MARACA O MARACA GUATONA?

Sarah Mena dijo...

Creo que el término 'Guatona' es mil veces más hiriente que si te llaman Maraca. Guatona atenta contra todo lo que la sociedad te ha inculcado a cómo debes ser, lo cual es la mujer delgada que usa la talla estándar, directamente implicando que no eres atractiva. En cambio, Maraca ya es una palabra tan desgastada, que incluso ya se podría llevar con cierto orgullo.

Carla dijo...

Evidentemente, ambos adjetivos calificativos tienen raíces distintas, como dicen algunos compañeros y compañeras más arriba, "Guatona" es un insulto, una descalificación a lo físico, algo irremediable que no se puede rebatir y que hiere la autovaloración de la persona. En cambio el término "Maraca" se aplica por un montón de factores, más cercanos a expresar una conducta en particular que puede ser cambiada, además que se puede o no comprobar, es por opción además, ser guatona no.

Sabina Atalaski dijo...

Guatona. Porque "Maraca"... a mucha honra.

WTF! dijo...

guatona es más ofensivo todo el rato... maraca a estas alturas de la vida es casi un halago

Emir dijo...

Yo una vez le dije Guatona Maraca a una mina y saben que, era travesti así que era un Guatón Maraco.

kote dijo...

Guatona es peor para mí, tengo un tema con eso, igual que todas las mujeres creo yo, me carga estar o sentirme gorda, y que lo noten y me lo digan...PEOR...lloraría como una niña encerrada en el baño...Maraca es super fuerte pero depende del contexto, si es peyorativo en términos machistoides sexuales empapelo a chuchás al que lo diga, aunque igual me dolería que alguien se sintiera con el derecho, que lo da la sociedad, de llamarme así x un comportamiento X de mi parte, ese derecho no lo tiene nadie...
Pero GUATONA es definitivamente mi talón de Aquiles...lejos...